2 de febrero de 2007

Instante fecundo

Dos segundos, contando..
la mariposa saliendo del capullo
mi corazón explotando
renaciendo en el murmullo

la garganta afinada
la voz limpia y sin quebranto
la canción sonando exacerbada
sin menor espanto

los ojos brillando como nunca
el resplandor afuera floreciendo
dentro de mi la soltura
el bello olor entretejiendo


sólo dos segundos... no más
no es necesario, sólo tu ojos y los míos
sólo tu amor y mi deseo
sólo la voz del Bueno en mis latidos
sólo Tú mi pasión y mi veneno
el antidoto perfecto de mis sueños
sólo dos segundos... no más

sólo un instante fecundo

No hay comentarios.: