1 de mayo de 2008

llanto de poeta


Le gusta llover a mi cara.. aah cómo le gusta.

Le gusta llover a mis ojos, les gusta volver mi rostro más fértil, caer sobre las mejillas; sonrojarlas.

Les gusta a mis ojos volverlo todo borroso, renacer de adentro hacia afuera, caer sobre los dedos llenos de tierra...

Parecer tormenta impaciente, correr por los surcos de la edad incipiente, mojar lunares, ahogar poros. Purificar con la sal evidente las tristezas venideras.

Aclarar las sonrisas, humectar los labios ingenuos, rozar los dientes,

Le gusta llover a mi rostro... volver al llanto una forma de vida, una filosofía de aguacero. Acariciar con con la humedad los arranques de poeta.

No hay comentarios.: