25 de junio de 2008

esta historia

Teñiré tus manos y tus pies de rojo, con el color de mis besos, por todos los colores que me robas para ocupar tu lugar, buscaré óleo burbujeante para rellenar los espacios, le pondré polvos mágicos a mis palabras, para que sean más dulces, para que la mirada que hay aquí sea menos inquieta, callaré, creeré cuando hablas de amor perfecto, de esperanza, de tierras desconocidas, de leche y miel, cuando abres los vientos y las mariposas nos atacan las sonrisas, cuando inventas de tantos modos éste modo, soñaré en capítulos cortos, lentos, para vivir cada segundo de ésta historia... lanzaré todos los zapatos al río de lágrimas de ayer, para que se me olvide correr, para caminar descalza tus pasos y saborear tus huellas, para tocar una décima de tu voluntad, y seguir formando parte de ella, para que esto dure poco y parezca demasiado y yo no llore después y tú no llores mis penas... para conocerte más, para que seas mi plenitud exacta, continua y eterna

1 comentario:

Perla dijo...

que bonito....