12 de julio de 2008

AMOR DE PUENTE

Hoy te vi de lejos, mientras el sol caía sobre tus coyunturas de concreto, tus halos de metal, tus rios de autos, tus vendedores desquiciados, tu calor infernal, Puente... ¿quién te conoce y no sabe todo lo que escondes? todos los amores frustrados que llevas en tus bolsas verdes y los corazones adormecidos que haz traído a sobriedad, ¿quién te conoce entero? Cómo podrías contarnos todas las historias que debes guardar en la memoria, que pudren tu conciencia, que te han de causar juicio final, que te condenan diariamente al exilio de los dos mundos, de las ciudades que separas, de los despeñaderos que construyes…

Ella tenía 15 años… cuando pensaba que lo amaba pero el puente los separó. Esa es la edad en las que los amores se vuelven traumas porque dicen que no se olvidan, porque prometió superar los cambios de horario y las largas filas de espera; pero no lo hizo. Prometió no cambiar y hacer llamadas de larga distancia internacional; pero no pudo… y de ella no se sabe más y él no sabe nada de ella y no la puede olvidar… Después de tantos años vive su desaparición constante, como si fuera la semana pasada que el puente los separó y recrea su historia de guerra, su pérdida, su olvido, su falta de resignación y alimenta el odio del puente de la historia que quedó sin conclusión.

Ella tiene 15 años ahora y no sabe qué hacer con el puente... está segura que también la destruirá… y él no cruzó el puente, dice que podrán sobrevivirlo que el amor todo lo puede… yo espero que la historia del puente no se repita porque…

Yo también tuve uno... pero ese puente nunca lo crucé yo, tenía 12 años, ¿qué se sabe de puentes y de amores a esa edad? además esta no es mi historia, es la de todos, la de los amores de frontera, de lo absurdo del puente que no une, del que deja de serlo y se convierte en realidad: Porque este puente no es puente; es abismo.

¿Cuántas historias habrá parecidas?¿ Seis años atrás, o siete o veinte? ¿Cuántos corazones heridos cargas tú puente?... deberías derrumbarte y así pagar tus condenas, tus saldos a las historias de amores frustrados por puentes…

Un país entero nos divide - y no es el tuyo y no es el mío- y pensar que sólo es un puente.

.

2 comentarios:

Yuri Oropeza G dijo...

excelente!!!
es cierto esos puentes solo representan abismo...
saludos desde Kraks

erick dijo...

demasiado profundo para mi gracias por aumentar mi dolor