22 de octubre de 2008

amame porque sí


Ámame porque sí… porque no concibes el mundo fuera de mi, porque coincides conmigo, porque pensamos del mismo modo, porque amamos y buscamos lo mismo, porque somos iguales, porque tenemos los mismos daños, porque herimos igual...
o
Ámame porque soy irremediablemente loca, porque no tengo pies ni cabeza ni ningún orden concebido, porque me amo y me acepto tal como soy… Ámame porque te da la gana, porque quieres y no te importa que no veamos nada igual, ni nada parecido, que seamos agua y aceite y que nada tenga sentido…
Ámame porque quieres… porque sí, no tiene que haber una razón ni tengo porque ser digna de amar, ámame porque te nace amarme y porque sí… sin ninguna explicación… ¿porqué no?

De mis formas

Hoy me paré de cara al espejo, el sol se reflejó en él y de pronto no tuve miedo… entendí mis formas, mis bajo cielos, mis altos infiernos, la desnudez de mis hombros, mis brazos anchos, mis huecos… las zonas pálidas y las matizadas, los lunares de camino al rostro, la subidas, las bajadas, la bastedad, la abundancia, la irregularidad constante, los chispeos teñidos en la piel mutante…

21 de octubre de 2008

Me pregunto


Siempre me he preguntado si dos cuerpos al cambiar dejan de amarse, si al abundar en ciertas cosas o menguar en las demás, el amor se tiñe de otra forma, si se vive atado al recuerdo de lo que fue, si el amor supera los cambios biológicos, los relojes y los climas y cuanto medidor de tiempo habite en un cuerpo humano.

Me pregunto si los viejos se ven con ojos de otros menos, si las protuberancias adquiridas con los años se omiten por haberlas contraído lado a lado… me pregunto si se deja de amar porque ya no se posee la elasticidad temprana, si las torres no saludan a quien ven venir de mañana al haber pasado los años yendo y viniendo en un mismo camino,

Me pregunto si al amor le importará todo eso…
¿Porqué habrían de importarme mis formas?... si las amo y las acepto tal cual son… creo que habrá alguien más que piense como yo…
Algún loco desquiciado amará mis estrías porque son mías, y cada parte de mi ser abundante porque abundo yo.

2 de octubre de 2008

no supe cómo ponerle a esto

Una sonrisa indiscreta

la que siempre se asoma

instantaneamente me embarga

siempre que me la otorgas

entre el espejo que empañas

siempre que me acompañas...



porque...


Me gusta tu nombre, como suena... la forma en que se mueven mis labios al decirlo, el vaho que sale de mi boca al pronunciarlo.

producto nocivo

Si yo fuera un producto…. Me gustaría ser algún alucinógeno, algo que provoque evadir la realidad, que cuando me tomaran se olvidaran de todo, causar tormentas, terremotos, huracanes internos, destruir células cerebrales, volver locos a los otros, a los cercanos, trastornar mentes y esencias, perturbarlas, despojarlas de su individualidad para que rendidas a mis designios, a mis antojos, a mis sueños rosas o azules, según el color del paquete en el que venga… entiendan que en cada toque de de mi existencia rompo una estructura y veinte enlaces. Que la vida no vuelva a ser la misma despues de mi intensidad, que provoque toses, cause alergias, que dañe higados y apéndices… sí, definitivamente si yo fuera algún producto, me gustaría ser algo nocivo.