14 de noviembre de 2008

México

Hoy que mi egoísmo amaneció dormido o somnoliento;que no me ataca tanto, hoy que mis palabras se sienten en una botella llena de agua con gas, que burbujean dentro mi, agitadas, añorando que alguien venga y me destape para explotar con todas estas cosas que es necesario decir, para salpicarlos a todos... Hoy que decido tomarme 20 minutos para reflexionar el lugar en el que estoy... hoy debo decir que no entiendo como puede caber tanto amor y tanto odio en un solo lugar, en un solo espacio.

Yo que nunca he sido nacionalista, que el sentimiento y la emoción no me mueven, yo que siempre he visto el lugar en el que estoy como mera coincidencia, yo mediocre estudiante de historia que ve todo como una construcción, que no se cree capaz de amar un país porque es una idea, que cuando escucha "México" prefiere sentirse indiferente, yo sin heróes ni antihéroes, que se sabe conciente de que esto que habita ha sido formado por seres humanos a rayas; ni blancos ni negros. Yo que de Dios mejor ni hablo porque jamás he creído que deba de estar interesado en un país en especifico, porque mi cabeza no acepta que Dios vea nacionalidades, aún a pesar de los judios, aún a pesar de los antisemitas. Yo que nunca he entendido las fronteras viviendo en una, yo que nunca he odiado a los yankis pero tampoco ha querido vivir con ellos, yo que intenta entender la identidad, que estudia al criollo y al mexica, que entiende las comunidades imaginadas, que pone la razón primero, o es intenta... Hoy, se levantó con un amor y un odio... que le atacan el cuerpo y la mente y no sabe qué hacer... porque parece que porfin puede decir que sí cree que se pueda amar un país y odiarlo al mismo tiempo.

No hay comentarios.: