9 de enero de 2009

desértica

Ya estoy en mi arena... y undo las piernas para arraigarme a este desierto que llevo en la piel, en los poros, que me hace transpirar desérticamente y agrietarme el alma, complicarme la existencia... y entender porque soy tan desértica como esta tierra que habito y amo odiar, que odio amar...

Ya estoy con mi amante, cactus que he aprendido a acariciar sin que me hieran las manos... entre los brazos de mi malinche, esta frontera que se prostituye, y entonces pensamos en ti... ella y yo; mojándonos por extrañar tu espacio.

pero aquí estoy... ya tan yo tan tranquila... tan desértica

No hay comentarios.: