14 de enero de 2009

sobre actuación...

Cuando las historias no tienen final feliz…
Ya debería de haber aprendido que yo soy de esas que buscan un papel principal pero que realmente nunca lo obtienen, que soy actriz de reparto y quizá no cuento con las facultades necesarias para que alguien se quede a mi lado dentro de la trama, que ya dejé de contar cuántas veces soy la que se queda sola al final en el último vagón del tren, en el avión, en el autobús, detrás de una puerta, en una cama, un sofá o un salón de clases… Yo soy de esas que en las historias nunca se quedan con nadie y nadie sabe qué pasa después con esos personajes… de las que ni ganan ni se divierten haciéndole la vida imposible a otros más, por las confusiones de algunos o las inquietudes de otros… de las de bajo perfil que aparentan tenerlo muy alto… Yo soy de esas… de reparto, de las “de a veces”, de las que se van haciendo viejas en pantalla y a las que nunca les llega su papel estelar; ese en el que se conviertan en el gran amor de alguien o por quien alguien quiera morir o matar… de las que esperan a ver si les llega una oferta y se quedan siempre con papeles de segunda porque hallaron alguien más para ocupar el papel principal… Yo soy actriz de reparto en las historias de amor… y la última escena nunca me enfoca.

2 comentarios:

magnolia dijo...

Yo creo que es una actriz principal los que son actores esporádicos son las personas que aparecen y se van cuando notan que ellos no serán tu co-estelar, ya llegará el estelar...por mientras ni pit a darle oportudidad a los extras hasta a los que no sepan escribir, ni modo hay que alfabetizar al adulto.

Perla dijo...

Brillante, perdón pero no hay como el corazón dolido para producir el material más sincero, me encanto...