27 de febrero de 2009

¿que "la culpa es de uno"?


He hecho a Benedetti mío... tan mío como las experiencias que han cabido en sus inventarios.. porque he hecho de sus inventarios una antología de los míos... de lo que he vivido y de lo que no he querido vivir... Mi Benedetti... yo me lo apropié, así como me apropio de sus letras y ando cargando con algún poemario suyo en mi maleta... por si vivo algo que agregar a sus inventarios... que he hecho míos...

"creo que tenés razón

la culpa es de uno cuando no enamora

y no de los pretextos

ni del tiempo"


Mi Benedetti, ponga usted en nuestro inventario que yo no se enamorar... además de que no tengo tiempo y que eso no es pretexto.

21 de febrero de 2009

desde su piel que es la mía

"amo a las mujeres desde su piel que es la mía" (Gioconda belli)

A veces me gustaría atropellar a la historia y que esta tierra no estuviera tan yerta, que llegaran hombres fuertes de esos que no necesitan héroes... porque "¿quién la salvará de sus salvadores"(1)? quisiera que se poblara de brazos amplios, dispuestos a trabajar por el bien común, de frentes altas y de ojos transparentes... quisiera que alguna peste borrara de este espacio a sus verdugos, que ella misma se levantara contra los que la hacen víctima, que acabase con el hombre ingrato, con los gérmenes que lo producen... quisiera que se extinguiera toda la maldad que aniquila los corazones de las mías, que les ultraja los sueños, que les destroza el cuerpo y las deja abatidas luchando desde trincheras con carteles de "guerra perdida" quisiera que mi dolor llegara hondo y fecundo a todas las mentes que lean mis palabras... quisiera tener la forma exacta y efectiva de trastornar las mentes!!! que mi lugar y mi espacio, fuera el de todos y que no fuera como es, que fuera uno distinto... quisiera que esta mujer que cargo a cuestas no sufriera a las otras, porque esas otras ya no sufren... quisiera poder componer una canción que estallara las mentes de los hombres y las mujeres de mi espacio!! que botara sus cerebros y esta tierra mía cambiara... como quisiera tener una fórmula para que el dolor mermara... porque mermaron las heridas no porque se cauterizaron y ya de tanto lastimar se acostumbró el sufrimiento... quisiera que esta piel que cargo en las otras... pudiera transpirarles esperanza!!! que se acabara este letargo!! que la virtud se materializara de algún modo... que las conciencias fueran activas... que se sanara mi tierra... que se sanara mi tierra...

Muchacha corazón de tiza
(1) cito de memoria a Pedro Siller

15 de febrero de 2009

muchacha corazón de tiza en el jardín de las flores oscuras


La otra tarde abrí los ojos...
Vi un jardín en el que el cielo lloraba constante; caían a aguaceros sus lágrimas y con rayos y truenos las piscas de luz trataban de borrar los dolores que embargaban a las flores oscuras, todas vestían su luto, cantaban su pena, transpiraban su miseria, algunas estaban desechas; ya sin pétalos, otras tantas se habían cubierto de espinas y la maleza había crecido en ellas; vagaban ausentes: vagaban presentes, bailaban dolientes; aullaban gimientes.

No tenían fuerza en sus tallos, se habían convertido en títeres del viento que las arrastraba de un lado a otro, estaban donde no querían estar, pero ahí estaban... Me quise acercar a una de ellas para que me contara su historia, quería entender la melancolía que embargaba ese lugar, quería conocer a esas flores que no estaban marchitas, que parecían vivas, pero que caminaban yertas... me deslicé suavemente por el césped formado de clavos y tornillos, de engranes oxidados y tachuelas... Llegué hasta la de ojos pequeños, hinchados y secos, parecía que sus pequeños lagrimones le habían encogido el corazón, ella tenía un lazo que provenía de su pequeño cáliz y la ataba al centro de la tierra, parecía que era el centro, parecía que era la tierra, entonces, con una de sus hojas como si fuera una mano apuntando hacia la izquierda agachó su corola y me dijo -él me mató-


No quise quedarme, su dolor me estaba hiriendo, caminé hacia la flor oscura que tenía el pistilo crecido; parecía una deformidad que la hacía más bella, era rojo y resaltaba entre todo el transtorno de sus pétalos carbunclos... cuando se dio cuenta de mi presencia, se encogió y dejó derramar todo lo que estaba conteniendo, el aguacero interno, el más denso que jamás haya imaginado y creído que podía guardarse dentro, señaló un punto al horizonte y me dijo -él me arrancó-

Me retiré rápidamente y cuando me di cuenta todas sabían de mi existencia... se acorralaban así mismas hablando todas a una voz, la cual yo no era capaz de distinguir, apuntaban al norte, otras al sur, otras al este y al oeste, a los puntos cardinales, al sol, al viento, llovía con más fuerza y el cielo crujía como si se fuese a desprender en cualquier momento… me quedé quieta, muy quieta detrás del árbol pardo: -el me pisó-, -él me mató-, -él me aplastó-, - el me extirpo-, -él me asesinó-, -él me lapidó- entendí que decían las flores oscuras mientras…


CONTINUARÁ...

8 de febrero de 2009

tiene tantas habilidades...


Papá tiene la cualidad de hacer un día festivo entre semana o de provocarte la euforia del año nuevo en cualquier domingo del año, tiene la cualidad de aligerar mis penas con sus burlas constantes sobre mis errores, haciendome sentir que un error más o uno menos no me cambia la esencia ni cambia su amor por mi.

Papá tiene la virtud de alojarme en sus brazos cuando mi llanto se queda seco y sin domicilio, a veces creo que lee mentes y corazones pues sin que yo le diga lo que me acontece pareciera que lo adivina, tiene la habilidad de aconsejarme sin que yo me de cuenta,hablando con otros sobre aquello que él sabe que yo no se que él sabe. Papá no le tiene miedo al llanto o a las palabras gruesas que me deben despertar al encontrarme entre ilusiones absurdas. Tiene la capacidad de apoyarme y de salir como toro enbravecido frente mío si alguien se atreve a tocarme.

Papá me atesora aunque yo sea una joya inquieta, de esas que no les gusta estar en su caja, y aún así no pierde la esperanza y aunque diga que se da por vencido siempre encuentra la forma de hacerme ver que en esta vida uno decide, uno vive, uno sube y baja pero Dios juzga.

Papá y yo nos parecemos, no se cuántos años tengo ya llamándolo así, ni siquiera sé cuantos gestos y manías me ha hederado en vida y qué tanto de lo que soy no es de él, porque creo que no soy tan auténtica como intento creerlo. Papá me hace sentir aliviada al darme cuenta que él existe, que me proteje, que me ama, que a pesar de la edad que tenga, seguirá teniendo la maravillosa habilidad de hacerme de cualquier domingo un día festivo.

7 de febrero de 2009

no he de dejarla vencerme

Hoy me he levantado con unas ganas terribles de salir de este sitio, de no guardar más luto y de arrojar al pasado lo que ahí quiero enterrar, de no hayar más felicidad en los momentos de infelicidad, tampoco hablo de borrar recuerdos, son parte de mi, ahora me pertenecen, pero hablo de dejarlos donde están, de caminar al frente, de levantar el rostro, de salir de esta cama, de abrir las ventanas, de dejar el negro en el sofá para tomar mi azul turquesa, porque no he de permitir que esta enfermedad me consuma, porque no he de dejar que me vea vencida y sin vida,no! porque no voy a dejarla atacar mis días, ni mis noches,ni sabotearme los sueños! las ganas! la existencia! no he de dejarla que me destruya las alas, porque no he de permitirle que ocupe mi mente ni mi cuerpo por más tiempo!!! voy a ignorarla!! sabiendo que esta en mi, para que no me atormente, voy a implorarle a Dios que la aleje de mi, que no permita que me siga rondando las pupilas ni el aliento, le pediré que sea Bueno como sólo ÉL sabe serlo, y juntos ÉL y yo, volveremos a quien yo era, esta enfermedad no me vencerá. Él Dios en mi no la dejará hacerlo.