8 de mayo de 2009

perdidas de magia

La maga esta noche no tiene encanto… se mira al espejo y no reconoce su figura, su cabello es tan opaco a pesar de la luz extra que le ha mandado derramar, sus ojos verdes están detrás de los lentes que siempre quiere ocultar, pero esta noche sabe que su belleza artificial no le sirve de nada, que no es más que la niña llorona y débil, la envidiada por sabrá Dios qué, porque no posee nada digno de envidiar, la amada por todos aquellos que no entienden que al amarla, hacen más profunda la herida de su andar… y La Maga se sienta sobre su propio cuerpo y el espejo en el techo del espacio no hace más que reclamarle su mediocre aparición… su letanía constante… maga, maga arrogante, si fueras tan maga no estarías donde estás… Ya te habrías escapado de ti misma y de los otros… ya te habrías tragado la sal que quiere brotar, ya estarías entre colores púrpuras y dejarías el gris que hoy te puebla la vida, ya andarías por una playa nocturna contándole tus penas al mar… maga, maga orgullosa, siempre detienes las sombras de lo que vendrá.

No hay comentarios.: