6 de noviembre de 2009

Sobre la RUBIA que llevo dentro...


He tenido la fortuna (sí, fortuna para saber que existen y no acercarme) de toparme con puercos que fueron a la escuela, y que no dejan de ser cerdos y de seguir su instinto animal por el hecho de poseer una buena biblioteca. También he podido conocer gente brillante, con capacidades envidiables, pero con vidas que me producen flojera o mejor dicho depresión. Otros, que también he conocido, son simplemente seres con poco ego, que disfrutan su existencia y lo que quieren hacer con ella, que leen buscando satisfacer sus propias curiosiodades y necesidades, sin el afán de demostrarle a alguien más que son "la crema y nata" de su grupo... siendo en verdad estos últimos los más chidos.

A veces me pregunto ¿porqué ciertas personas necesitarán demostrarse,o demostrarle a otros que son muy "intelectuales" y por lo tanto chidos?. si alguie sabe, explíquemelo porfavor.

La semana pasada escuchaba a un personaje  decir: "los historiadores queremos explicar el mundo, y al mundo le vale madre"... y creo que es cierto, al mundo en si, no le importan nuestras frustraciones académicas, y no están esperando que vengamos a ayudarlos a entender el presente del que formamos parte,  (y muchas veces me pregunto si nosotros mismos lo entendemos). la neta es que al mundo le valemos madre, y creo que en el fondo a "nosotros" nos vale madre el mundo, por eso existen -congresos- en los que todos los historiadores y demás entes raros, se dan palamaditas en la espalda o a veces cachetadas con guante blanco, claro porque ahí todos son muy civilizados,  y se explican el mundo, los unos a los otros...  creando entonces un mundo paralelo a los que en realidad forman el mundo, y hablando de conceptos  que la mayoría de las personas con las que podrámos conversar en el mundo "normal", fuera del glorioso circulo académico, no entiende, o se les olvidan 20 minutos después de habernos gastado la saliva en explicárselos con lenguaje rebuscado...

Y al final, uno se da cuenta que todo es la misma porquería, que la belleza siempre ayuda y que por muy pendejo que unos estén, siempre hay formas de obtener lo que quieren.

Por eso no tengo ni el más mínimo interés de convertirme en una historiadora famosa, aunque a  menudo me siento comprometida por los comentarios que extieden aquellos que saben menos que yo, y para los que desgraciadamente paresco una persona "brillante", o por aquellos que dejandose llevar por el cariño, me ven más "lista" de lo que realmente soy. 

Yo debo decir que en realidad no me considero una persona intelectual, más bien común, con una inteligencia normal, como la de cualquier persona...  la diferencia podría radicar en que soy tan segura de mi misma, que me permito burlarme de mi propia estupidez, y en realidad  me gusta ser estupida de vez en cuando, porque no le temo a lo que puedan pensar los demás de mi, y me valen 3 rábanos enterrados, si piensan que soy tonta o lista, al fin de cuentas, lo que importa en esta vida es el carácter, y si algo he aprendido recientemente es que  en realidad el conocimiento no sirve de mucho,y el nivel "intelectual" no garantiza vivir una "buena vida"o "ser feliz".


Por eso soy una rubia tonta, que es feliz porque hace lo que quiere y lo que no quiere también. y no tiene ni la menor idea de qué hará mañana.. pero esta madrugada quiso escribir este post. 





XoXo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy no he podido decidir si me has gustado o no... quizás es una mezcla de ambas sensaciones. Entiendo perfectamente y además comparto, esta sensación que causa muchas veces esa hoguera de vanidades entre académicos que desde su pequeña élite pretenden hablarse los unos a otros sin llegar nunca a provocar un cambio en el mundo real... pero está la otra parte... la que al menos nos salva un poco de la barbarie: el humanismo. Creo que sin el humanismo y las artes, estaríamos perdidos por completo.
Somos pocos, muy pocos, pero creo que al menos intentamos equilibrar un poquito el mundo, sin olvidarnos que somos humanos y que por lo tanto, pensamos, sentimos y tratamos de comportarnos con ciertos valores, que para el bárbaro globalizador, para el cerdo tecnocráta, somos un problema... ¡agravémoselo! ¡sigamos en resistencia! no debemos dejarnos vencer. Tú eres ambas... la rubia es para divertir un rato, pero sabes quien eres en realidad... eso te hace mágica y sobre todo, humanista. No se te olvide.
Mapacha
PD. El conocimiento si sirve y de mucho... te libera y te da poder. El chiste está en saber quien eres y por lo tanto, en saber como usarlo... ayudando o perjudicando a otros... la pregunta quizás más bien está en saber entender que si alcanzamos cierto conocimiento, es nuestra obligación ayudar a otros a alcanzarlo también.

Paulette dijo...

Ah, pero qué mono tu Blog.
A Paulette le ha encantado pasarse por aquí, sí que sí.

Un beso ;)

Anónimo dijo...

Al carajo con todo. Por eso me urge terminar la estúpida carrera. Intelectuales de mierda. No hay nada como estar a gusto en casa viendo una buena movie o un programa de comedia, practicar algún deporte, caminar, reir, comer...¿Leer? también, pero sin ufanarse de ello.