22 de diciembre de 2010

C.

No quiero escribir sobre el mar, ni sobre el desgarro que me embarga cuando camino por su borde; abre fauces; olas abiertas; traga memorias; borra recuerdos, proovedor de vulnerabilidades que te incitan a caer dentro suyo. No quiero escribir sobre el cielo saturado de nubes lentas y espesas a color pastel. No quiero escribir sobre la luz de la luna que alumbra ligera, cual farol pequeño por el camino de unos que otros perdidos. No quiero escribir sobre la playa gris, en plenitud erosionada, piedras, bloques, tubos y cemento. No quiero escribir sobre la grandiosa vista detrás del viento, sobre los colores opacos a dimensiones abusivas. No, no quiero, no tengo ganas...


Non voglio scrivere sul mare o sulle lacrime che mi travolgono quando cammino sulla sua orla : bocca aperta, onde aperte, divorano ricordi, cancellano memorie.
Prestatore di servizi  della vulnerabilitá che incitano a cadere dentro se stesso.
Non voglio scrivere di un cielo saturo di nubi lente e dense di colore pastello.
Non voglio scrivere della luce della luna che brilla poco come un lampione su genti perdute.
Non voglio scrivere sulla spiaggia grigia, pietre completamente erose, blocchi, tubi e cemento.
Non voglio scrivere della splendida vista del vento dietro, sui colori opachi di dimensioni abusive
Non voglio, non ho alcun desiderio ...

19 de diciembre de 2010

Estoy deprimida, asquerosamente deprimida... 

17 de diciembre de 2010

Te extraño tanto, que me gustaría que me enseñaras a tejer una bufanda.... ya sabrás de qué tamaño es la nostalgia que me embarga.

mujer en onda

Era un conductor de ondas electromagnéticas. De pronto, cuando todo estaba en silencio ella escuchaba sonidos, sí, dentro de sus oídos...


-ststststststst

-and I praying every sigle day.... rttttttt

-for revolutioooooon...

-trrrrrrstststsss


No, no vayan ustedes a creer que todo provenía de su cabeza, no era una loca, no, sólo era un mujer  extremadante enérgica, conductor de ondas, demasiada energía, sin bulvos ni transistores, simplemente, con demasiadas oscilaciones por todo su cuerpo, ¡ahh! y esa risa... esas carcajadas muestra ensías que le generaban la corriente alterna de alta frecuencia, ¿alta? y qué digo alta, ¡altísima! Después de una risa larga y prolongada, !venía a enterarse de cada cosa! a veces también escuchaba las conversaciones telefónicas de uno que otro amigo o vecino, no, no era por placer, eran  los electrones que la rodeaban constantemente. Y ella que pensaba que era su simpatía, pero no... no sabía que todo estaba fríamente regido por la propagación de las ondas electromagnéticas... ah... pobre amiga nuestra, mía, tuya, de todos... pensaban que estaba loca, cuando en realidad era un conductor.

jugo

Sumamente cansada, escribo estas letras por inercia, por no perder la costumbre, de escribir, de contar, de ser transparente. Por no dejar de practicar aquello, que quizá un día concrete... sigo con las terribles ganas de escribir un libro, pero aunque ustedes lo duden, no he encontrado tiempo de hacerlo.

Sigo empeñandome por entender el lugar en el que estoy, porque aunque uno quisiera aislarse del mundo y crearse el suyo propio... la verdad sería muy aburrido no tener nada más que entender, que aprender a manejar, que descrubrir, esa, sin duda alguna, sería mi verdadera muerte. En fin... por el momento no quiero contarles más, quizá muy pronto dé noticias, las cuente, las exprima, las haga jugo de naranja y se las haga beber a todos.

5 de diciembre de 2010

cuento corto

Infeliz. desgraciada. Una triste. Depresiva. Calle cerrada. Mente vacia. Corazón amedrentado. Bombea sangre, sube al cerebro, no puede estar así, no puede más, pide perdón.

Ella  pensò que sí podía, yo pensé que éste era su lugar. No tenemos un lugar. Ella no quiere seguir triste. Yo no quiero llorar más. Vamos a casa. punto final... espera, ¿Dónde está casa?

triste

Mi almohada está húmeda. Me despertó mi propio llanto.


¨Y ya me canso de llorar y no amanece¨

30 de noviembre de 2010

sobre ser una más

Aquí, ella es una mujer más que camina, no tiene nombre ni apellido, nadie la recuerda por nada, no conocen a sus padres y nadie la señala porque ni siquiera saben de su existencia en este mundo.

Es una más: otro par de ojos, otro cabello que mueve el viento, otros pies que recorren la arena, otras fosas nasales respirándo aire.

Aquí, nadie sabe su pasado, ni su futuro. Y a nadie le importa ninguno de los dos.  Es una más... una más que abre los ojos día tras día y a quien nadie piensa llamar durante la jornada.

29 de noviembre de 2010

Un libro

Quiero escribir un libro, alto, pelirojo, de proporciones abundantes, piernas largas y prejuicios cortos, lleno de sueños;  de nostalgias, de dolores,  de alegrías,  de exilos,  de café en las mañanas, de maíz, de harina sin levadura, de  tierras dejadas atrás y cariño por constantes adopciones, casi vicios.
Un libro claro, blanquesino, lechoso, carnaval de buenos días, de malas noches, de caminos largos y carreteras mal hechas,  de crítica constante.  Abundante en palabras quisquillosas; manzanitas, color azul y sonrisas a pesar de capitales negados.
Un libro con esperanza, un libro justo, sin un precio, que tenga un Dios; accesible, cercano, comprensivo, que no este acomodado en su trono, que derrita a todos a su paso, que les revele su amor.
Donde los personajes sean uno y sean todos  a la vez, y allí, bajito, a susurros, estén las manos de todos indicando que no son felices por poseer un diálogo, sino por ser parte de la historia.
Un libro que tenga mucho frío, un frío constante, que aparezca huyéndole en todas las escenas y por lo tanto, que esté el sol muy presente, dándole fuerte a cada uno de los poros empapelados.
Quiero escribir un libro, un libro bueno, pero tampoco sin maldad, sin colores pasteles, pero tampoco con exceso de borgoñas, simplemente un libro, que le guste a quien lo lea y que cuando lo haga, tenga una sonrisa esperándolo en el espejo.

24 de noviembre de 2010

cuestionamientos de un miércoles cualquiera...

¿Qué han hecho de nosotros?

No, quizá esa no es la pregunta correcta, corrigo; ¿Cómo hemos permitido que nos conviertan en esto?

Es que... bueno, yo creía, en mi vaga y confusa imaginación -un poco deformada, debo aceptarlo-  que los seres humanos eramos curiosos por naturaleza, que queríamos enterarnos de todo, como por obra de algún mal endémico, vaya,  como buenos seres humanos, estirpe de Eva, mujer curiosa quizá como pocas. Porque ¿Què no queríamos conocer el bien y el mal? ¿Qué no era la nuestra, una curiosidad morbosa, estruendosa, aventurera, dispuesta a todo? ¿Qué no nos costó el paraíso?...

Entonces, ¿Cómo es posible, que nos hayamos dejado envolver en esta comodidad? convirtiéndonos en pasta homogénea que cambia de nombre según la época,  ¿Cómo es que aprendimos a quedarnos callados y a aceptar todas las cosas tal y como nos son dadas? ¿En qué punto nos perdimos? desviándonos de la naturaleza inquisitoria que nos fue dada, ¿En qué camino, señores seres humanos, ergidos en 2 pies y con la posibilidad de alzar las manos,  olvidamos que  para eso son?

¿Quién nos enseñó a parecernos tanto? somos iguales en cualquier esquina del mundo, ¿De quién aprendimos a enfrentar a la vida misma, llena de fuego, ardor, pasión, tormenta y mar de curiosidades con el rostro en blanco y negro,  genéricamente triste, amodorrado, falso e hipócrita, compulsivamente hipócrita y con la resignación que deja caer los brazos a tierra con apatía enfermiza - verdadero cáncer del mundo-  ¿Y cómo demonios lo aprendimos a hacer tan bien?

No sé... quizá  sea yo.... quizá es que he venido a comprender, que el mundo está como está... porque nos han logrado convencer, porque hemos comprado la idea de una falsa paz, vaya, que vivamos dejando en paz a los demás, dejándolos hacer lo que quieran y nosotros estaremos tranquilos, por lo tanto quedate callado, no preguntes, no averigues, no indagues, no, no, no, no.... ¡¡¡No!!!!  yo no puedo, yo necesito saber cómo es el mundo, cómo funciona, yo debo satisfacer todos los porqués que me atormentan, aunque resulte desilusionada como ahora, aunque termine dándome cuenta de que todos somos iguales,   de que todo el mundo es igual, asquerosamente apático.

21 de noviembre de 2010

Defensa de la paz

No están ustedes para saberlo, pero yo sí estoy para contarlo; vaya,  queridos lectores, que la Paz, últimamente, no me deja dormir.  La ando soñando todo el tiempo, la imagino y pienso bajito en ella, y me pregunto, ¿cómo será?

¿Será?...  Porque yo sólo la he visto en sueños, ya saben, de esos sueños en los que uno nunca le ve el rostro a nadie, si acaso una que otra mano o un pie todo borroso, lleno de luz o de sombra, todo depende, pero jamás una imágen nitida o completa.

¿Que le tomé prestado su viejo Antonio al ¨sup¨ en una carta que le envió a Galeano? sí, que aunque se lo ofrecía a él y no a mí, con esto de las correspondencias cibernéticas uno se entera de todo, vaya, y yo lo tomé prestado cuando dijo: 
"Elige un enemigo grande y esto te obligará a crecer para poder enfrentarlo. Achica tu miedo porque, si él crece, tú te harás pequeño"

Y si últimamente sueño, algo querrá que yo diga, que yo sienta, que me arda dentro, que me acelere el corazón y no sólo que me duela,  para que sea motor y no me detenga, algo será, algo digno habrá de contarme esa famosa Paz, algo  querrá que yo eliga, algo querrá que yo defienda...

Y no me vean con esa cara, quiten esas sonrisas burlonas de sus rostros, que no estoy hablando  de iniciar un movimiento mesiánico y  no soy ¨enviada¨ de la paz, ni su ¨elegida¨,  ni cualquier chorrada de estas. Simplemente soy una mujer, una mujer grande, una mujer que sueña...

Que sueña con la Paz...

Ahhh...

20 de noviembre de 2010

palabra

Tengo ¨la palabra¨ atorada detrás de la lengua, y quisiera sacarla, pero mejor me espero a que explote por sí misma; Así no la obligo, así no la canso, así no la estirpo y ella sale sola, a pasitos, dando vueltitas; danzando entre teclas y papel y arena y lluvias y lunas llenas... Mejor espero a que baje al corazón y salga por mis dedos... y vaya cargada con la sal y el azúcar, y el terror y la esperanza  que pobla cada una de mis venas.

15 de noviembre de 2010

quiero ser




Quiero ser música, poseer cada vibración, adueñarme del sentido de cada silencio y fluir en cada sonido, en cada fibra de mi ser, ahora musical, despertar para dormir, cantar y callar, reír y llorar al mismo tiempo, destrozar, desgarrar y acariciar... Quiero ser una melodía triste, melancólica, capaz de producir dolor y rabia, y a la misma vez surgir  como tormenta de quietud, empapándolo todo de una calma serena y limpia, y así desbordarme sobre un tímpano, o dos, o tres, o los que sean...

Comunicarme sin palabras, con los ojos abiertos o cerrados, da lo mismo, ¿qué me importaría que no me entendieran si yo fuera música? sí; bella, intocable, invisible, etérea, estimulándolo todo a mi paso, ¡estruendosa! con notas altas, ¡altísimas!, ¡qué me importaría mi estatura si yo fuera música!... Sí, una melodía entre los dedos de un pianista,  una pieza nocturna que aparece a la luz de la luna y bajo las estrellas de un cielo profundamente oscuro.

Y no quiero terminar por allí en algún pentagrama, no, yo no cabría, enjaulada entre eso que llaman do, re, mi, entre líneas y corcheas ¡No! quiero ser libre, única, nacer una sola vez y después desvanecerme, existir, para después perderme entre las incontables melodías que surgen sin que nadie se dé cuenta.

4 de noviembre de 2010

homesick II

Recuerdo cuando vivía en tu casa y me molestaba contigo por cualquier estupidez, porque no aplastaba del modo correcto la pasta de dientes, porque manoseaba un pan y nunca me lo comía completo, porque abría mal la caja de cereal, o simplemente porque dejaba cualquier cosa fuera de lugar. A veces no eran estupideces, era porque no respondía a tus demandas de inmediato, porque era demasiado egoísta, porque pensaba sólo en mi y en mi comodidad, porque tú intentabas formarme, hacer de mí una mujer completa, capaz de responder ante cualquier circunstancia...  Recuerdo tus bromas pesadas, còmo me hacías saltar de la cama cuando tocabas fuertemente la puerta de mi recámara, después sólo escuchaba tu risa burlona, la misma risa que soltabas cuando jugabas con los mil y uno apodos con los que siempre me has llamado...  Recuerdo estar sentada en el borde de la cama de tu cuarto, platicar contigo hasta que mi madre se desesperara porque no la dejabamos oir la televisión, comer cacahuates contigo ¿Sabes? el otro día compré un botesito de cacahuates sólo porque sé cuánto los disfrutarías...

No sabes cómo tengo ganas de quedarme despierta hasta tarde por conversar contigo, no sabes cómo quisiera que me llamaras la atención por cualquier motivo, no sabes lo que daría por estar sentada contigo a la mesa,  no sabes cómo extraño el olor a café en las mañanas, el olor a pan tostado con mantequilla en el comal, el olor de tu casa, mi casa, la nuestra, el nosotros cercano, cotidiano, papá, mamá e hija, el viento, el sol grande, el abrazo... No sabes cuánto lo extraño... tanto que en este justo momento, no puedo parar de llorar.

31 de octubre de 2010

Anteprima¨ Ciudad Juárez, una storia dimenticata¨


Un teatro de los años 30´s, una noche lluviosa, fría,  para mí terriblemente helada, que me hace recordar ese frío seco que mi piel sintió todos los inviernos, y ahora se cuartea y quiebra en este frío húmedo, lleno de charcos.

Una  proyección privada en una pequeña sala oscura,  oscura como el lugar en el que  viví los ùlitmos tres años, ¿y yo?... Yo sentada, allí, en la penúltima fila, detrás de una veintena de cabecitas con la misma pregunta, ¿Qué sucede en Ciudad Juárez?. Lo que esas mentes no saben  es que es la misma pregunta que me ronda desde hace 3 años y la cual no he  logrado responder, pero, en mi intento, he encontrado a un compañero de viaje con el que ahora me he venido a convertir en una especie de vocera, de portadora de una verdad cruda, violenta y violada, sangrante, llena de amor y odio, ando por allí, mostrando el retrato de una ciudad con sus dolores, pero también con sus esperanzas.

Sentada por 58 minutos, escuchando las voces de aquellos que son los míos, dejándo caer las lágrimas al ver de dónde he  salido, llorándo por los que se quedan, porque bien sé que quizá, podría no volver a verlos. Allí sentada, admirándome una vez más de la trama que se escapó de esa  película gore  para meterse en una Ciudad, para ocupar espacios en noticieros, periódicos y documentales.

Transcurre la proyección y él me aprieta la mano cada vez que siente mi suspiro, mi sollozo, cada vez que lo que veo me afecta. Mi corazón  gime estremesiendo todo mi cuerpo, quizá es el frío del lugar, quizá es la noche, quizá es lo que escucho y veo, porque mi corazón late cada vez más despacio y allí tengo que estar, y allí estoy; como toda una juarense, dolida, porque su casa está pudriendose día a día y nadie en el mundo se da cuenta, alli estoy, triste; pero con esperanza, convenciéndome a mí misma , anímándome a  creer; que mi ciudad aún vive, que aún palpita, que es fuerte, bárbara y salvaje, porque así la ha marcado la historia y éste, éste sólo tiene que ser un episodio más;



AGRADECIMIENTO ESPECIAL:

Gracias Paolo, gracias por ser mi compañero también en este dolor, por haberlo hecho tuyo, por trabajar tan apasionadamente durante estos 6 meses desde la  creación de la idea, la grabación, las imágenes, las colonas sonoras, hasta el montaje del documental. Gracias por transmitir el dolor, la desolación, la soledad y el abandono de una forma tan respetuosa. Gracias por no mostrar una gota de sangre, gracias por respetar nuestros lutos y al mismo tiempo no quedarte callado y buscar la forma de gritar que allí estamos; sobreviviendo, gracias por trasmitirlo por medio de tu voz, de tus imágenes, desde tu cosmovisiòn... Gracias por tu enorme sensibilidad, por dejarla salir y mostrar a una ciudad que aún en medio del caos quiere seguir vivendo.

Pero sobre todo, gracias por ser un artista humilde, por considerar lo que los demás traen a ti y por ponerlo en práctica, gracias por  tomar en cuenta mi visión y dejar que  no sólo fuera algo tuyo, gracias porque ha sido evidente que el trabajo es nuestro. Gracias por tu tiempo, tu esfuerzo, tu dedicación y tu pasión en este proyecto, ha sido un placer trabajar contigo.

Tu admiradora no. 1

Karla Licano


25 de octubre de 2010

bah!

El mundo se parece, tiene los mismos problemas expresados en distintos idiomas, las quejas son y seguiran siendo porque unos tienen demasiado y otros no tienen nada. Ahhh y gente estúpida está regada por doquier, aunque tenga enfrente posibilidades grandiosas para ser brilllante...

De una cosa estoy segura...  No era tan mala mi antigua vida, pero definitivamente ésta es mejor.

23 de octubre de 2010

Sueños

Soñé que tenía alas... sí, que visitaba a mi amiga en su cumpleaños y le llevaba un sombrero blanco, sí, de esos que tanto le gustan y le sacan una sonrisa  de aquellas que pagan todo a bajo precio. Después me levantaba de la mesa donde sólo se bebe vino y pan a sorbos y salía volando por el balcón, elevándome por sobre el mar de mi vuelo transoceánico,  sí, para darle un abrazo a mi Padre y comerme toda la nieve del invierno viéndolo reir,  depositando en una caja verde 20 abrazos, pagándole la deuda de mi ausencia. De ahí, rápidamente extendía mis alas plateadas, largas y ligeras para volar hacia mi madre y darle un beso dulce, de terrón de azúcar, de miel, de helado de chocolate, consolidando así todos los males que le aquejan, pagándole uno a uno los besos que no le dí...  Y después desperté.
Desperté cuando me di cuenta que las alas del ser humano tienen puertas, se llaman poder adquisitivo o capital.

13 de octubre de 2010

homesick

Dentro de las cosas maravillosas que uno puede tener... esta su casa...

La casa propia es un bien inconmovible, donde a pesar de que uno se encuentre en el lugar más hermoso del mundo, jamás tendrá comparación con aquel en el cual la memoría ha sido fértil.

Sí,  aún cuando sea la ciudad más peligrosa del mundo, ha sido tu casa... y sólo desde lejos, se puede contemplarlo todo, pensarlo todo, llorarlo, vomitarlo, gritarlo, soñarlo y sangrarlo para finalmente sanarlo.

Desde aquí... es cuando puedo decir al fin lo agradecida que estoy, sí, por haber crecido en esa tierra, en esa desolación; donde las desventajas sociales son evidentes pero donde aunque el fuerte domine no logra penetrarnos a todos, donde la comodidad no se ve más y más allá de paralizarte cual vecino mounstroso, te forza a abrir los ojos, los labios y la mente... para mover las piernas y salir de allí...

Y así... Estoy agradecida por este amor -odio que por fin halló consuelo dejándome decir: Te amo Juárez... te extraño... pero no quiero volver a ti.

30 de septiembre de 2010

Nueva locacion

(disculpome por escribir sin acentos, pero no logre descubrir donde estan en esta maquinita)

Iniciando transmisiones desde la Ciudad Eterna, la muchacha corazon de tiza y yo les informamos que los sentimientos retardados, la falta de imaginacion, la ansiedad y la pesadez, se han quedado en el aeropuerto de Amsterdam...

Aca el cielo es abierto, sin tonos grisaceos, porque no hace frio ni neblina y el sol es maravillosamente calido y estimulante. ah! y lo mas maravilloso de todo es que las piedras hablan.

Les escribimos pronto, solo queriamos informarles que nos encontramos bien, vedaderamente bien...

Nuestros favoritismos se congregan.

24 de septiembre de 2010

cuento de supermercado

Pese a lo que todos puedan sentir, el supermercado había dejado de ser ese  lugar frío, en el que no reconoces ningún rostro,  ese espacio infame, que no permite que reconozcas a la cajera en tu siguiente visita, porque todos son otro más; otro empleado, otro cliente, otra cifra, una comisión más si te atienden con rapidez, otro número en la cuenta bancaria del dueño. 
Nunca son los mismos; el de abarrotes se cansa, el de frutas y verduras se cambia de supermercado, la mujer de la farmacia consigue un mejor empleo y ya nunca vuelve a esa tienda.   Los compradores caminan apresurados; con la mirada fija en el precio de los productos, deslumbrados por tantas latas, tantos paquetes y tantas botellas,tantos tamaños y tantísimos colores, que rara vez reconocen al vecino en medio de las compras, van arriando a sus críos para que se alejen de los dulces, con la economía en plena crisis, a nadie le alcanza para sus "caprichos". Y así, nadie se nombra, nadie se saluda, nadie sabe quién es quién. Vamos tan rápido.
Él siempre la veía pasar a la misma hora, va distraída como de costumbre y pasa de largo por la panadería,  aunque al final siempre vuelve a comprar lo de siempre; el panqué de nuez es uno de sus gustos más firmes, ya sabe él que pasará cada tercer día y que por lo menos una vez a la semana comprará su pan favorito, así que cuando la ve llegar se sacude la harina del delantal, se acomoda la corbata, y pone pan fresco en los exhibidores. Ella… ella nunca nota la alegría del panadero  en su  siempre cálido y constante -señorita, buenas tardes-  
Pero esta vez  sería diferente,ella ha recordado que el panadero del supermercado, lleva mucho tiempo allí. Primero estuvo detrás de las maquinas, cubierto con delantal, cubre bocas y gorrito en el cabello, estuvo siempre por allí, entre los hornos, sacando el pan caliente para que los clientes lo tomen con mal gesto y sin un –gracias- , a veces en caja, contando las piezas y metiéndolas en esas bolsas de papel, él tan cuidadoso doblando las esquinas y  grapando delicadamente, aunque siempre cabizbajo, como si supiera que todos al llegar a sus casas rompen la bolsa sin consideración.  
Esta vez sería distinto porque ella recordó que  en su última compra él ya no usaba bata blanca, sino un traje negro con camisa azul. Sonrío, era quizá el único rostro que se le había vuelto familiar en el supermercado, por fin ese había dejado de serle un “no lugar”.   
Quiso entonces comprar pan, saludar al panadero y decirle que se había percatado de su constancia, -quizá usted no me recuerde, señor, pero me he dado cuenta de su logro-  Lo felicitaría y le diría –hasta la semana próxima-.muy sonriente.

Pero cuando llegó, se dio cuenta, que tristemente, el panadero de todos los jueves ya no trabajaba allí.

19 de septiembre de 2010

qué bonito es lo bonito

cuenta regresiva

¿quién me iba a decir? que el hombre de la sonrisa franca y transparente sería la razón por la cual me encuentro a 10 días de atravezar un océano.

14 de septiembre de 2010

planeo

Este encierro me tiene obstruída la imaginación... a muchos les sirve, a mi no... yo no produzco, necesito salir minímamente todos los días...si no, me marchito.

Afortunadamente el cautiverio termina en 2 semanas más... a qué seguro escribo... y mucho! pero estoy pensando en hacerlo al viejo modo... con tinta y papel...

Hoy mismo voy a comprarme una libreta, para estrenarla pronto.

9 de septiembre de 2010

20 días

Faltan exáctamente 20 días, con sus lunas y sus soles... de pronto siento mucha emoción, de pronto ninguna... pero hoy, en este preciso y justo momento, siento que falta tanto y que quisiera acelerar los relojes del mundo... 20 días y te abrazo de nuevo, 20 días y me peleeo contigo si te quitas la barba... 20 días y me presumes tu ciudad... 20 días y te comes la mitad de mi comida, de mi cerveza y de mi boca... 20 días y te encelas si me sacan a bailar... 20 días y te sonrío y se te quitan los celos... 20 días y caminamos juntos por la calle.... 20 días y me acaricias el cabello... 20 días y discutimos sobre Dios... 20 días y te desespera mi lentitud...20 días y me desespera tu forma de vestir... 20 días y nos quejamos juntos de las instituciones... 20 días y te lo digo de frente... 20... 20 días...

Ya quiero que pasen los 20 días....

26 de agosto de 2010

sobre madurar el amor


Me preguntaba una y otra vez si estaba haciendo lo correcto...

Porque quizá no lo he dicho lo suficiente, pero somos un caos y a veces yo no sé si tú más que yo, somos una especie de adolescentes crónicos pero tú te empeñas en llamar a nuestro amor "maduro" Yo no me trago ese cuento y te sonrío como si lo aceptara, pero no...  Y los que lo miran desde fuera opinan; un amor bello, un amor puro, un amor grande, de esos que no es fácil encontrar...¿qué saben ellos de nuestro amor? de toda la inestabilidad que arrastramos, de los arranques,  de lo abismales que somos, tan opuestos, tan contrarios... Nuestro amor no es maduro, es de no sé qué... pero de maduros no... Los maduros no toman altos riesgos ni abandonan todo sin un plan B... ¿tú qué vas a hacer si lo nuestro no funciona? los maduros piensan en ello... nosotros no, somos tan inmaduros que creemos que esto funcionará, que jamás nadie sintió lo que nosotros, que el nosotros es por siempre, que nada ni nadie lo cambiará...

Y yo me pregunto si quizá ese es el error de los otros, dejar que el amor madure...

20 de agosto de 2010

llanto

lo más horrible que me puede suceder es esto... estas terribles ganas de llorar... este llando atorado... allí, detrás de mis ojos y en mi lengua... no sale... le grito, le digo que no se quede allí pero no me escucha... y me inunda por dentro, me debilita, me trasgede, opaca la alegria que debería ser más grande que esta sensación.. y no me deja... LLanto de mierda!!!! sal ya!!! déjame llorarte y sacarte para respirar tranquila.

31 de julio de 2010

retorno


Creo que volviste y me alegra tu llegada ¡no sabes cuánto!.  Me la pasaba desesperada pensando ¿dónde te habías metido?, y es que con tu ausencia vine a comprender, que sin ti, estaba sola, totalmente sola, bueno, uno nunca está del todo solo, pero me sentía así porque recordaba las mañanas y las madrugadas en que venias a visitarme, me acompañabas por largas horas, bebíamos tazas y tazas de café,  sabias mis quebrantos, mis dudas, mis inquietudes, mis corajes, mis indignaciones, y siempre me ayudabas a sacarlos, a plasmarlos para sentirme de algún modo liberada, me preparabas el desayuno y yo comía, siempre has tenido un buen sazón, es que sin ti cualquier alimento se me volvía insípido, no sabía cómo comer con alegría, tenía un nudo en la garganta y  todo se me acumulaba en el gogote,  subí de peso por  tener tanta cosa allí atorada.
Quizá no lo sepas, pero me han pasado tantas cosas desde la última vez que nos vimos, no ha sido fácil, ¡ha sido maravilloso! pero sin ti no ha sido lo mismo… ¡ah, pero que descortés he sido! pasa a sentarte,  ¿quieres tomar algo?, siéntete cómoda, recuerda que ésta es tu casa… todavía no logró comprender por qué te fuiste,  a veces pensaba en qué te había ofendido… pero bueno, no quiero ametrallarte con mis preguntas, lo importante es que ya estás aquí, !y no sabes cuánto me alegra!,  tampoco quiero sonar como una aduladora, pero es imprescindible decirte la importancia que tienes en mi vida. No tienes que decirme nada, tú  tendrás tus razones  para haberte ido, yo para serte franca, creo que te fuiste cuando él llegó, ¿te asustaste, verdad?  Pensaste que nos separaría, que me olvidaría de ti, de todo, que me estaba volviendo loca por él… Sí quizá yo dejé de ponerte atención, ya no te daba de mi tiempo, tienes razón, también fue mi culpa…  ¡pero aquí estamos! tú has vuelto y yo estoy tan contenta, !tanto!, que quiero preparar una fiesta para celebrar tu retorno.  Además estás lindísima, creciste unos cuantos centímetros en este tiempo sin vernos, y tu cabello, ¡lo noto tan radiante!, !aaah! ¡has vuelto!... Y yo estoy tan contenta . 

Anda querida mía, dame un abrazo  y déjame decirte cuanto te amo, cuanto te necesito y cuanto te valoro, sí, déjame abrazarte: mi querida Inspiración.

nosotros


La vida no nos necesita para seguir su curso, Dios no nos necesita para cumplir sus propósitos, los que nos subimos al tren somos nosotros, los que nos perdemos del destino principal del viaje; somos nosotros, los que decidimos si disfrutamos o no el paisaje que nos ofrecen los ventanales, somos tú y yo, y los que decidimos si nos quejamos o nos reímos de que el camino no es bueno para andar; somos nosotros.

29 de julio de 2010

¿Sabes, amor ? estoy triste

Me da tristeza el mundo... sí, esta enorme burbuja llena de injusticias y desgarros, de dolores, de diferencias, de idas y vueltas, de viajes con malos caminos, de niños que nacen en la misería y mueren en la cárcel, de madres atormentadas, de malinches de todos los pueblos y nacionalidades, de ausencias de Gerónimos; de orgullo, de dignidad.

Me da tristeza si en  mis búsquedas encuentro a la moral que se esconde en sacos de fiesta. sí, de esos de doble vista, me da tristeza y... ¿qué puedo hacer?... si me duele, me hieren sus guerras y sus armas, sus niños mutilados, sus huerfanos, sus viudas, sus cánceres, sus huracanes, sus maremotos, sus quemados, sus síndromes, sus acribillados, sus presidentes, sus líderes, sus parias, sus "otros", sus subordinados.

Me arde el corazón cuando pienso en aquellos que estaban antes que nosotros y pensaron que nos construían un futuro o un mañana... me duelen sus muertos  porque son nuestros y son tantos, porque su paz nunca se alcanza, y siempre  existe el que tiene porque nunca tuvo, y el que quiere tener lo que tiene otro y sigue el espiral de los absurdos contrastes, de los ricos y pobres,  de los proyectos y fracasos, de los castillos y las chozas, de los yates y las canoas, del que roba por hambre y es juzgado como aquel que mata por ambición y en realidad nunca es castigado.

Me duele el presente... ¿sabes, amor? me siento triste, porque además de todo me siento una descarada, una inconciente, una irresponsable, !una indecente!, una inmoral de calza grande, cuando yo, aquí tan dichosa porque me encontraste, por tenerte, cuando afuera de nosotros hay un mundo, tan terrible, tan doliente.

27 de julio de 2010

oscuridad


Nunca le temí a la oscuridad, jamás lloriqueé por una lamparita en mi buró, yo no supe de  monstros bajo mi cama, ni en la ventana, el closet o el árbol de alrededor, y es que a mí las luces prendidas me cortaban la imaginación… 
Cuando la bruja se apoderaba de la sala, el comedor y la cocina, llenaba la casa de enanos, y se divertía con ellos por allí; comiendo, ensuciando, viendo porquerías en una cajita que cambiaba canales con una perilla. Yo también tenía una cajita de esas en mi cuarto, pero en los inviernos a la bruja no le gustaba gastar mucha luz, entonces me daba a elegir, -¿o el calentador eléctrico o la cajita?- Yo, como era friolenta, prefería el calentador, y la bruja, como era muy bruja, también me apagaba la luz, ¿qué iba a hacer despierta?  Entonces como por arte de magia, cuando me apagaban la luz;  se me prendía la imaginación…
No sólo sucedía en los inviernos, también en los veranos, cuando la bruja me mandaba con la bruja mayor; apenas se metía el sol y me mandaban a la cama, así, sin un cuento o un vaso de leche tibia, -a dormir he dicho-  y otra vez me apagaban la luz. Y yo, con los ojos abiertos, abiertos, escuchaba la música del ventilador, y de pronto el aire que se desprendía se teñía de colores, ¡rojo, amarillo, verde, azul!   El blanco rara vez se aparecía,  y las ondas que soltaba salpicaban toda mi habitación, a veces eran números, a veces letras, a veces viejitos con barbas de colores, a veces fórmulas matemáticas, leyes de física, mapas, notas musicales, a veces sólo mariposas que rondaban por mi cabecera, a veces palabras difíciles de comprender, otras ocasiones sólo eran colores pálidos, andaban nada más por allí sin querer llamar la atención, a veces todo era un caos, a veces desfilaban en orden, a veces me quedaba dormida viéndolos, como si cada noche tuviera un espectáculo y otras, intentando comprender porqué los  demás niños le tenían miedo a la oscuridad.

26 de julio de 2010

dialogos -egos


-qué linda te veías anoche

Ella sonrié, sonrojada,como si fuese la primera vez que se lo dicen

-eres la mujer más bella del mundo
- ¿nada más del mundo?

Ella y Él  se ríen mientras Él la acerca a su pecho, acariciando lentamente su cuello.

 -te amo, ¿lo sabes?
 -sí, pero me gusta que me lo digas.

dominical

Los domingos son bizarros, de niña me representaban un poco de diversión y ropa nueva, algo de reuniones familiares y ropa nueva, mucha doble moral y ropa nueva... en realidad, la ropa nueva era lo único que me entusiasmaba de las mañanas dominicales... ¿porqué se le habrá ocurrido a Jesucristo resucitar en domingo?

21 de julio de 2010

jodida y radiante

Quiero escribir, pero maldita sea, no puedo… qué jodidez la mía, la de no poder armar frases con la más mínima decencia, ¡que incapacidad! ¿provocar un poco de interés en quien se asome a mi ventana?… bah! …
Mejor deberia ir pensando en escribir mi próxima lista de deseos, porque ya se acerca el 25, 25 años señoras y señores… ya vendré entrando en esa introspección que tanto me acongoja cerca de las fechas especiales… Pero con un demonio… ¡qué afortunada soy!... voy por los 25 y el futuro me pinta de maravilla, ahhh…
Escribo pronto… voy a pensar las cosas bien.

12 de julio de 2010

maldita razón

Siempre he andado por cualquier camino contonéandome con mi racionalidad , apoderada de la ella, regodeándola como a un trofeo. ¡Alabado sea Séneca; al sabio sólo le basta la razón! Siempre ha estado primero mi cabeza que cualquier otra parte de mi cuerpo, llámese corazón o carne, sentimiento o emoción, yo las controlo, yo decido, yo sé hasta dónde llego.

Yo me sé autosabotear, ya lo he aprendido, tengo experiencia y varios ahogados que lo avalan, sáquenlos del río, comprueben porqué siempre tengo la razón. Puedo escribir poemas de dientes para fuera, puedo ser dura y fría como el hielo, si quiero puedo. Si quiero, puedo lastimarme y lastimar a otros, porque no importa lo que sientas, sino lo "mejor".

Pero ésta vez no lo pretendo... pero ésta vez estaba dispuesta a dejar a la razón olvidada en el estante, y a guardarla bajo llave si era necesario, a sacarla de allí, salvo en casos meramente necesarios.

Sólo que el autosabotaje se vuelve una costumbre, una costumbre muy fea, que juega con las emociones que tú siempre creías controlar y termina dejándote abandonada por allí.

Lo mío, es un problema serio entre lo que debo ser, y por lo tanto cómo debo responder, racionalmente; lo sé, pero ojalá tenga las fuerzas suficientes, para sabotear a la razón.

7 de julio de 2010

mi lugar


Dicen que esa sensación de amor dura poco tiempo, si acaso pocos meses, y después se pasa a otra etapa de la relación, pero yo no siento que así sea, al contrario, siento que vamos en un gran “crescendo” y que no sentimos lo mismo al día de hoy, con esto tampoco quiero decir que quiero que él y yo seamos la pareja perfecta, ni quiero tampoco que todo aquello que viven los otros, no nos termine pasando, nada me asegura qué pasará en el futuro. Sólo quiero que seamos él y yo, desde el principio hasta el fin, que continúe confiando en él como desde la primera vez que me dijo que me amaba y que eso ya no tenía vuelta atrás, que “esto”, que el “nosotros”, ya no tenga vuelta atrás, que podamos seguir siendo los mejores amigos, los cómplices, los colegas, los compañeros, los que se aman y que suceda lo que suceda, me moleste o se moleste, nos disgustemos y queramos quizá no habernos conocido nunca, o queramos salir corriendo de la misma habitación, que seamos, que sigamos siendo él y yo,  en toda la libertad y la plenitud de serlo, para que al final siempre volvamos a ese sitio, yo a sus brazos y él a mi pecho… porque yo por lo menos sé que si tengo alguna duda, no debo más que correr a su abrazo, para saber a ciencia cierta que “ese es mi lugar”.  

1 de julio de 2010

breve pero inconciso

            Y que nadie me venga con ningún cuento, ni del valor, ni del futuro, ni de Dios, ni del amor, ni de procesos, ni de la madurez o el desarrollo humano, menos me vengan con mamadas psicológicas o de superación personal... Tengo confusión y la confusión me tiene a mí. 

25 de junio de 2010

Muchacha Corazón de Tiza… volvió.

Volví, a ésta casa mía, dónde empecé a escribir para que alguien más en cualquier lugar del cybermundo, me leyera. Volví, porque como ya lo cantó Mercedes Sosa Uno vuelve siempre a los viejos sitios en que amó la vida…

¿Quieren saber qué pasó conmigo todo este tiempo?... la verdad es que ni yo misma lo sé, pero puedo intentar plasmar un recuento:

·         Por  azares del destino o predestinación, conocí a un  ser maravilloso,que se convirtió en mi mejor amigo
·         Finalmente  me gradué, y jamás terminé mi tesis, no es algo de lo que esté muy orgullosa, pero decidí (uy como disfruto esta palabra últimamente, con todo y sus consecuencias) que no quería seguir tratando el tema.
·         Me fortalecí como persona, reanudé mis contratos, mis pactos internos, tomé las decisiones que creí más correctas respecto a mí espiritualidad y acepté las consecuencias, excluyéndome de ciertos grupos.
·         Me pinté el cabello 5 veces,  con distintos tipos de rojos y al final, quedó naranjoso, como siempre.
·         Vi desplomarse el negocio de mis padres, vi agonizar sus sueños y no pude hacer nada al respecto.
·         Entendí, que por más que queramos “prepararnos” para ciertas cosas,  nunca estamos “preparados”, y las hacemos, porque es el momento justo,  sin más.
·         Subí de peso,otra vez, y comprobé que lo que importa es lo que somos.
·         Confirmé que la paciencia, es una virtud, que puedo conservar.
·         Volví a ver a mi padre biológico y comprobé que no tengo ni el más mínimo sentido de pertenencia para con él.
·         Transgredí  maternos mandamientos como diría Gioconda Belli.
·         Me enamoré…  caí en las redes de un italiano encantador, el cual primero sedujo mi ser, mi intelecto y mi alma. Y ahora me encuentro en el caos de empezar una nueva etapa de mi vida, sola de cierto modo, pero cerca de él… Y eso que enamorarme no estaba en mis planes… bendito caos.
·         Me estresé, lloré, comí, vomité, bebí, fumé, besé, amé, reí, lloré, esperé, descubrí, aprendí, transgredí, me divertí, me enojé, me teñí, me deslindé, me atemoricé, levanté el rostro, me caí, me levanté; crecí.