1 de julio de 2010

breve pero inconciso

            Y que nadie me venga con ningún cuento, ni del valor, ni del futuro, ni de Dios, ni del amor, ni de procesos, ni de la madurez o el desarrollo humano, menos me vengan con mamadas psicológicas o de superación personal... Tengo confusión y la confusión me tiene a mí. 

No hay comentarios.: