31 de julio de 2010

nosotros


La vida no nos necesita para seguir su curso, Dios no nos necesita para cumplir sus propósitos, los que nos subimos al tren somos nosotros, los que nos perdemos del destino principal del viaje; somos nosotros, los que decidimos si disfrutamos o no el paisaje que nos ofrecen los ventanales, somos tú y yo, y los que decidimos si nos quejamos o nos reímos de que el camino no es bueno para andar; somos nosotros.

No hay comentarios.: