30 de noviembre de 2010

sobre ser una más

Aquí, ella es una mujer más que camina, no tiene nombre ni apellido, nadie la recuerda por nada, no conocen a sus padres y nadie la señala porque ni siquiera saben de su existencia en este mundo.

Es una más: otro par de ojos, otro cabello que mueve el viento, otros pies que recorren la arena, otras fosas nasales respirándo aire.

Aquí, nadie sabe su pasado, ni su futuro. Y a nadie le importa ninguno de los dos.  Es una más... una más que abre los ojos día tras día y a quien nadie piensa llamar durante la jornada.

No hay comentarios.: