22 de diciembre de 2010

C.

No quiero escribir sobre el mar, ni sobre el desgarro que me embarga cuando camino por su borde; abre fauces; olas abiertas; traga memorias; borra recuerdos, proovedor de vulnerabilidades que te incitan a caer dentro suyo. No quiero escribir sobre el cielo saturado de nubes lentas y espesas a color pastel. No quiero escribir sobre la luz de la luna que alumbra ligera, cual farol pequeño por el camino de unos que otros perdidos. No quiero escribir sobre la playa gris, en plenitud erosionada, piedras, bloques, tubos y cemento. No quiero escribir sobre la grandiosa vista detrás del viento, sobre los colores opacos a dimensiones abusivas. No, no quiero, no tengo ganas...


Non voglio scrivere sul mare o sulle lacrime che mi travolgono quando cammino sulla sua orla : bocca aperta, onde aperte, divorano ricordi, cancellano memorie.
Prestatore di servizi  della vulnerabilitá che incitano a cadere dentro se stesso.
Non voglio scrivere di un cielo saturo di nubi lente e dense di colore pastello.
Non voglio scrivere della luce della luna che brilla poco come un lampione su genti perdute.
Non voglio scrivere sulla spiaggia grigia, pietre completamente erose, blocchi, tubi e cemento.
Non voglio scrivere della splendida vista del vento dietro, sui colori opachi di dimensioni abusive
Non voglio, non ho alcun desiderio ...

19 de diciembre de 2010

Estoy deprimida, asquerosamente deprimida... 

17 de diciembre de 2010

Te extraño tanto, que me gustaría que me enseñaras a tejer una bufanda.... ya sabrás de qué tamaño es la nostalgia que me embarga.

mujer en onda

Era un conductor de ondas electromagnéticas. De pronto, cuando todo estaba en silencio ella escuchaba sonidos, sí, dentro de sus oídos...


-ststststststst

-and I praying every sigle day.... rttttttt

-for revolutioooooon...

-trrrrrrstststsss


No, no vayan ustedes a creer que todo provenía de su cabeza, no era una loca, no, sólo era un mujer  extremadante enérgica, conductor de ondas, demasiada energía, sin bulvos ni transistores, simplemente, con demasiadas oscilaciones por todo su cuerpo, ¡ahh! y esa risa... esas carcajadas muestra ensías que le generaban la corriente alterna de alta frecuencia, ¿alta? y qué digo alta, ¡altísima! Después de una risa larga y prolongada, !venía a enterarse de cada cosa! a veces también escuchaba las conversaciones telefónicas de uno que otro amigo o vecino, no, no era por placer, eran  los electrones que la rodeaban constantemente. Y ella que pensaba que era su simpatía, pero no... no sabía que todo estaba fríamente regido por la propagación de las ondas electromagnéticas... ah... pobre amiga nuestra, mía, tuya, de todos... pensaban que estaba loca, cuando en realidad era un conductor.

jugo

Sumamente cansada, escribo estas letras por inercia, por no perder la costumbre, de escribir, de contar, de ser transparente. Por no dejar de practicar aquello, que quizá un día concrete... sigo con las terribles ganas de escribir un libro, pero aunque ustedes lo duden, no he encontrado tiempo de hacerlo.

Sigo empeñandome por entender el lugar en el que estoy, porque aunque uno quisiera aislarse del mundo y crearse el suyo propio... la verdad sería muy aburrido no tener nada más que entender, que aprender a manejar, que descrubrir, esa, sin duda alguna, sería mi verdadera muerte. En fin... por el momento no quiero contarles más, quizá muy pronto dé noticias, las cuente, las exprima, las haga jugo de naranja y se las haga beber a todos.

5 de diciembre de 2010

cuento corto

Infeliz. desgraciada. Una triste. Depresiva. Calle cerrada. Mente vacia. Corazón amedrentado. Bombea sangre, sube al cerebro, no puede estar así, no puede más, pide perdón.

Ella  pensò que sí podía, yo pensé que éste era su lugar. No tenemos un lugar. Ella no quiere seguir triste. Yo no quiero llorar más. Vamos a casa. punto final... espera, ¿Dónde está casa?

triste

Mi almohada está húmeda. Me despertó mi propio llanto.


¨Y ya me canso de llorar y no amanece¨