17 de diciembre de 2010

jugo

Sumamente cansada, escribo estas letras por inercia, por no perder la costumbre, de escribir, de contar, de ser transparente. Por no dejar de practicar aquello, que quizá un día concrete... sigo con las terribles ganas de escribir un libro, pero aunque ustedes lo duden, no he encontrado tiempo de hacerlo.

Sigo empeñandome por entender el lugar en el que estoy, porque aunque uno quisiera aislarse del mundo y crearse el suyo propio... la verdad sería muy aburrido no tener nada más que entender, que aprender a manejar, que descrubrir, esa, sin duda alguna, sería mi verdadera muerte. En fin... por el momento no quiero contarles más, quizá muy pronto dé noticias, las cuente, las exprima, las haga jugo de naranja y se las haga beber a todos.

No hay comentarios.: