17 de diciembre de 2010

mujer en onda

Era un conductor de ondas electromagnéticas. De pronto, cuando todo estaba en silencio ella escuchaba sonidos, sí, dentro de sus oídos...


-ststststststst

-and I praying every sigle day.... rttttttt

-for revolutioooooon...

-trrrrrrstststsss


No, no vayan ustedes a creer que todo provenía de su cabeza, no era una loca, no, sólo era un mujer  extremadante enérgica, conductor de ondas, demasiada energía, sin bulvos ni transistores, simplemente, con demasiadas oscilaciones por todo su cuerpo, ¡ahh! y esa risa... esas carcajadas muestra ensías que le generaban la corriente alterna de alta frecuencia, ¿alta? y qué digo alta, ¡altísima! Después de una risa larga y prolongada, !venía a enterarse de cada cosa! a veces también escuchaba las conversaciones telefónicas de uno que otro amigo o vecino, no, no era por placer, eran  los electrones que la rodeaban constantemente. Y ella que pensaba que era su simpatía, pero no... no sabía que todo estaba fríamente regido por la propagación de las ondas electromagnéticas... ah... pobre amiga nuestra, mía, tuya, de todos... pensaban que estaba loca, cuando en realidad era un conductor.

No hay comentarios.: