15 de enero de 2011

cuentos de una mañana sabatica

Tendría que hacer un escrito, como aquellos que aprendí a redactar en la universidad, con su estructura crítica, su sal y su limón, porque son tantas las ideas en mi cabeza y es tan bello este discurso analizado; la nación que no existe, que jamás ha existido pero que a punta de golpes o simple opio populista todos los Estados tratan de mantener, tendría que contar de algún modo lo maravilloso que es ver aquello que he leído, entender lo que era confuso, quizá 2 años después de una conversación en un salón de clases.

Ver, como leyendo una vez más; a todos los hombres y mujeres desde aquellos del pueblo más pequeño a los de la ciudad más cosmopolíta, cargados de discursos, reproduciéndolos, reproduciéndose en sus reproducciones. A veces, no siempre, pero me pregunto ¿Porqué todo será orquestado y quién tira las cuerdas?...  Tendría que hacer un análisis, con sus debidas citas, 10 cuartillas mínimanente exprimirían todo lo que estoy re-aprendiendo ultimamente. Un gran manejo de los conceptos ¿Bradding?, ¿Focault?, ¿a quién citar?, ¿desde qué corriente histórica argumentar?...

Tendría, podría, quizá... pero no. No, no porque al final de cuentas uno descubre que esa forma de escribir es limitada, esclusivista, para los académicos, y que a nadie  en el mundo real le importa, porque ni siquiera me parece justo tratar de regodearse en sus conocimientos para exihibirlos en un ensayito, cuando este mundo esta ansioso de verdades (relativas, como todo), porque se está cayendo a pedazitos,  y así es como debe irse entendiendo, poco a poco, de modo que todos se puedan ir dando cuenta de cómo funciona todo, pero sin volverse locos, de modo que se pueda entender ¿O apoco creen que a la gente le gusta no saber todo lo que no sabe?, yo creo que no.

Entonces descubro, porqué colgué mi titulo universitario, porque me encuentro haciendo este escrito en lugar de otro, porque he escogido a la narrativa como mi herramienta de denuncia y porque ultimamente me defino como simple ¨escibidora¨ en espera de que este mundo squifoso se de cuenta de cómo es.

No hay comentarios.: