13 de marzo de 2011

de emancipación y otras revistas

Si mi cuerpo es mío... ¿porqué tendría que lucir como otras?...

Me gustan mis curvas, estoy orgullosa de portarlas por donde camino...

¿Si no me importan los cánones de la esteticidad contemporánea, porqué tendría que forzarme a ser lo que no soy?

Hablo de amar mis contornos prósperos; y disfrutarlos,  y exibirlos con orgullo escandaloso; portándolos por doquier; majestuosamente, abundantemente; a mi medida...

¿Qué tiene de malo? mi cuerpo es mío...

Yo decido sobre mí...

Aplaudo mi desnudez,  la pérdida de ropa y de complejos...

No hay comentarios.: