13 de marzo de 2011

de necesidades y otras cosas

Siento una necesidad implacable, de despertarme más temprano; tomar más sol, beber más agua, moverme más sin automovil, mojarme  siempre bajo la lluvia, congelarme un poco sin quejarme y sumergirme en el lodo de vez en cuando...

Tengo una necesidad exorbitante, de superar  los miedos que aùn conservo; sobre todo esa fobia a no tener tierra firme bajo los pies...

Siento una necesidad imperante de cambiar algo en mi vida, o muchas cosas. Creo que me he vuelto adicta a los cambios y quiero vivirlos nuevamente, pero esta vez en paz, lejos de los nervios, del estrés; con más salud, ¡eso¡... quiero ser más saludable...

Siento una necesidad arrolladora de no volver a llorar por mi casa, de encontrarla dentro de mí y cargarla a donde quiera que vaya...

Siento una necesidad enorme, de ser mejor de lo que he sido hasta hoy, de ser más diligente, de escribir más, de ser más disciplinada, de crecer un poco;  pero no demasiado, no tanto como para que deje de ser yo, ni tan poco como para que me continué trabando la existencia, sólo lo justo y necesario...

Siento una necesidad estrepitosa de poner música alegre y bailar cuando tenga necesidad de hacerlo, de llenar mi corazón de colores diarios, de vivir más, exóticamente, a latinoamericana...

Siento una necesidad indescriptible, de volver más descriptible mi existencia...

1 comentario:

Nohemí dijo...

Creo que eso se llama vivir sin complicaciones, me gusta, suerte con eso :)