16 de junio de 2011

15 de Junio 2011

Y después de 9 meses, cual parto natural, me cansé de estar cansada, temerosa,  ligada a mi cordón umbilical. He de ir a recuperar mi curiosidad desbordada, quizá la dejé tirada por cualquier tren o carretera, porque me cansé de no ser yo; toda risa y búsqueda,  toda sol y toda luna, toda máscara inquieta, toda flor generosa; abierta, me cansé de andarme buscando en otra lengua. Heme aquí,  magiabunda, sin pies ni cabeza, segura de mis caderas y de las notas llenas de luz que me sujetan las piernas. Basta, he dicho. Parto hoy,  para afuera.

No hay comentarios.: