27 de junio de 2011

identidad (2.0)

No tengo 25 años, ni soy una mujer
soy un pájaro que tiene manos en lugar de alas,
que descubre con los ojos lo que con los labios no se atreven a decir,
que levanta las cejas y calla nostalgias
y cuyos dientes inferiores empiezan a separarse

Soy un pájaro, amarillo, sin plumas
cuyos genes ancestrales causan estragos epidérmicos
Y si aún conservo algo de cintura
conciencia, candor o inteligencia
da lo mismo en este  caos
Porque siento que he vivido tanto,
que 25 años no le bastan a mi calendario;
son demasiados para la capacidad de un pájaro
o quizá yo deba ser una ave longeva
porque la perfección me atormenta
y cada vez estoy más lejos de ella

No tengo 25 años ni soy una mujer; soy un pájaro
y estoy hecha de arena
sí...
Y la arena está cayendo
Se derrama dentro de mi cuerpo de reloj
como nos sucede a todos los que somos
Y los siglos del universo por entero
se reunen a bailar con nosotros en las orlas de las playas del mundo
mientras jugámos a ser pájaros, o niños, o leones

Yo no tengo 25 años
Yo me siento más vivida, más dolida y más gozada
Yo tengo más cicatrices, más dolores, más memorias,
más nostalgias, más dulzuras, con la curiosidad más amplia
y las caderas más anchas

Yo no tengo 25 años
Es muy poco para que yo sea una mujer
Y es demasiado para que yo sea un ave.

No hay comentarios.: