8 de septiembre de 2011

al que me iba a llamar Alfonsina

Hoy no pienso dormir, planeo  quedarme despierta a escuchar nuestra canción toda la noche, una y otra vez, para no cerrar los ojos y meditar sobre el nombre que no me tocó, porque no fui tan hija tuya.

Mejor voy a sollozar bajito, aquí, como si la casa de cristal debajo del mar existiera también para mí y yo pudiera quedarme dormida en medio de estas lágrimas que me lanzan a la tristeza.

Porque siempre apareces en mi vida para dolerme?

Y a pesar de todas las cicatrices, te amo, quizá es por eso que me dueles siempre y tanto.

No hay comentarios.: