8 de febrero de 2012

robo de palabras

No tengo palabras, me las robaron las sonrisas amplias de los niños en el jardín de basura, los ojos profundos con su pena caudalosa,  se me quedaron undidas en las montañas de escombro que buscan el sustento diario,  entre las esquinas de la calle larga donde se esconde ¨la cruz¨ del vecino. Las atraparon los sueños de los que viven bajito, las secuestraron las espaldas rotas y fecundas...

No tengo palabras, se me quedaron dormidas  en las puertas de MOKATTAM.

No hay comentarios.: