5 de marzo de 2012

el orígen del corazón



Yo no sé escribir leyendas, pero sé  que cada noche surge una distinta, sobre todo cuando el cielo se pone cuello negro y largo y las estrellan le penden como aretes. Y justo allí, a las orillas de una noche oscura me contaron que cuando Dios creó al hombre le puso corazón africano, lo llenó con sus sonidos, con el tum- tum bombea sangre al que nosotros  llamamos latido. 

No hay comentarios.: