22 de diciembre de 2012

escondidas

Quiero esconderme, meterme debajo de este suelo, quizá finalmente pueda poseerlo. 3 metros bajo tierra voy a sembrarme, para que la lluvia me lave, el sol me caliente y toda la mierda que cae de sus bocas se convierta finalmente en abono. 

Ya me estoy metiendo en mi ataúd y las lágrimas de los que me han amado me visten de esperanza. Ya me estoy yendo, voy a sembrarme, para poder renacer. 

20 de diciembre de 2012

de nuevo

Mi llanto no es conocido
pasa por debajo de los puentes de un país que no me contempla
y yo voy y vengo por las calles que me niegan 

Qué ganas de andar 
de buscarme otro rincón del universo
de llenarme de la vida y de la calma
que la angustia de este tiempo me rechaza

Qué ganas de andar 
de meterme en un lugar lleno de escarcha
donde pueda descubrir a la esperanza
y encontrar de nuevo quien me habita. 

2 de diciembre de 2012

Regreso

No importa lo que intente, nada me llenarà tanto
como el  vaciarme con palabras

lenguaje

Puño de letras lanzado a la nada
me cortas poco a poco las alas
eres lo dicho por tantas bocas 
y en tantas lenguas escasas.

Eres la sonrisa que me falta
dolor constante
aguijón clavado en la punta de la palabra

Me destruyes, porque no te poseo 
no logro contenerte
no te pertenecen los colores de mi voz
no soy capaz de moldearte
y ni quisiera sé qué cargo en la garganta

!Ay! sin tan sólo fuera capaz de decifrar el volcán que arde en mi pecho

Quiero una palabra para mí
que me pertenezca 
que sea mi vocación
que sea mi calma

Todo lo que deseo
es una  lengua
en la que pueda volver a escribirme el alma.