6 de enero de 2013

Cassano delle Murge

Yo pertenezco a una estirpe de viajeros, de abandona ciudades-vagabundos en constancia. Nosotros somos eternos enamorados de la Luna y jamás tendrémos claro quienes somos, de dónde venimos, mucho menos dónde iremos a parar.

Nosotros tenemos la duda como motor y la curiosidad como instrumento.  Buscamos nombres que no nos pertenecen y admiramos sombras que no podremos poseer, pero allí vamos, caminando despacito o recio, hinchados de deseo, de pasión, de agallas que surgen desde el centro de la tierra y que se vinieron a posar en nuestros genes un día cualquiera en un pueblito del Mediterráneo.





No hay comentarios.: