12 de febrero de 2013

En el país de los poetas



En el país de los poetas hay calles llenas de castillos de arena, y el cielo es blanco, porque las nubes no nos dejan verlo. Los campos verdes van sembrados de niñas en vestido amarillo que vuelan un papalote construído de sol, son las hijas que los poetas no tuvieron.


Los poetas comen juntos, en un estanque de tierra, bajan como los hipopotamos o los leones, inclinan sus rodillas, meten las manos en la tierra y desde adentro jalan una palabra para su boca. Nadie tiene envidia de la comida del otro porque todos saben que proviene de la porción de su fango. En el país de los poetas las palabras se comen y son su pan, no hay mesa y el trigo no se cultiva ni hay fuentes para beber agua. A los poetas les gusta andar sedientos. 

No hay comentarios.: